¿Cómo darse de alta como autónomo? (Parte II)

Publicado el 19 de noviembre de 2015 por pilar glasses-983947_1920

Como trabajador autónomo eres responsable de darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, también de notificar la variación de tus datos y de comunicar la baja en el régimen cuando finalices tu actividad.

Es importante que sepas que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos es compatible con otros regímenes, por lo que el alta es única aunque realices varias actividades. Por tanto, puedes trabajar por cuenta ajena y a la vez estar de alta en autónomos, lo que se conoce como pluriactividad.

La Afiliación en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social, se realiza a través de la oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), o desde su página web,  sin necesidad de acudir a las Administraciones.

Desde el alta censal ante la Agencia Tributaria como hablamos en la entrada anterior (LINK), se dispone de un periodo de 30 días naturales para realizar la inscripción, para ello deberás presentar:

Recuerda que si nunca has trabajado con anterioridad, previamente tienes que solicitar un número de afiliación a la Seguridad Social.

Trabajadores mayores de 18 años, que, de forma habitual, personal y directa, realizan una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo.

Cónyuge y familiares hasta el segundo grado inclusive (en el caso de trabajadores del Sistema Especial de Trabajadores Autónomos, hasta el tercer grado) por afinidad, consanguinidad y adopción que contribuyan con el trabajador autónomo de forma personal, habitual y directa y no tengan la condición de asalariados.

Los trabajadores autónomos económicamente dependientes, es decir, aquellos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa e influyente para un cliente del que percibes, como mínimo, el 75% de tus ingresos por rendimientos de trabajo y actividades económicas o profesionales.      Si te encuentras en este punto, recuerda que debes cumplir dos obligaciones más:

Formalizar un contrato por escrito con tu cliente, donde se especifique la actividad económica o profesional que vas a realizar.

Registrar el contrato mediante la presentación personal o a través del procedimiento telemático del Servicio Público de Empleo Estatal

Los trabajadores autónomos extranjeros que residan y ejerzan legalmente su actividad en territorio español.

Los escritores de libros.

Profesionales que realicen una actividad por cuenta propia, incorporados a un Colegio Profesional cuyo gremio se haya integrado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Socios de comunidades de bienes y sociedades civiles irregulares.

Los miembros de las Cooperativas de Trabajo Asociado, cuando éstas opten por este régimen en sus estatutos.

Quien desempeñe cargos de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, siempre que posean el control efectivo, directo o indirecto, de aquélla. Es decir, cuando las acciones o participaciones del trabajador supongan, al menos, la tercera parte del capital social, la cuarta parte si desempeña funciones de gerencia o la mitad si está en posesión de familiares directos.

Imagino que muchas de vuestras dudas, radicarán en el hecho de que el alta en autónomos es independiente del nivel de ingresos y del tiempo dedicado a esa actividad; en próximas entregas hablaremos de este tema tan polémico Pero de momento, ponte en contacto conmigo para formalizar el alta en autónomos y empezar un nuevo recorrido en tu vida laboral.

Este artículo ha sido publicado en Autónomos y etiquetado como , , , .