EL DESPACHO

En 1994, hace ya más de 20 años, abrimos el despacho profesional como abogadas. A lo largo de este tiempo hemos tenido ocasión de enfrentarnos a los más diversos asuntos, desde temas de familia (divorcios, herencias), a juicios en materia administrativa (en defensa del patrimonio cultural -material e inmaterial-, permisos de residencia y trabajo, expropiaciones, etc), pasando por reclamaciones civiles, laborales o penales.

La experiencia acumulada y el estudio constante han permitido ir abriendo nuevas ventanas al mundo jurídico en su más amplia concepción. Todo ello unido a la integración en el despacho MANIFESTACIÓN31 de otros profesionales (especialistas en derecho laboral y contable), hace que podamos poner a disposición de nuestros clientes los servicios de asesoría laboral, fiscal y contable. De esta manera podemos ofrecer un conjunto de servicios integrales a todos los que confían en nosotras.

Asimismo, en tanto que Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, realizamos peritaciones de bienes inmuebles y trabajos de intermediación en la venta y alquiler de inmuebles, servicios que, a veces, complementan nuestra actividad profesional en beneficio de nuestros clientes.

EL NOMBRE DEL DESPACHO

Decidimos llamarlo MANIFESTACIÓN31 por tomar su nombre de la calle en que está ubicado, que recuerda el Derecho de Manifestación de personas del derecho aragonés histórico. Al final de esta calle se encontraba la denominada "cárcel de manifestados". Cerca de la actual Plaza del Justicia se encontraba la casa de los Lanuza que fue mandada destruir por Felipe II tras la rebelión aragonesa que costó la vida al Justicia Juan V de Lanuza "el mozo".