Seguros para autónomos

Publicado el 3 de diciembre de 2015 por pilar doctor-563428_1920

Los trabajadores autónomos están incluidos dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, y se les reconoce numerosas prestaciones (asistencia sanitaria, jubilación, maternidad…) pero son muchos los autónomos que  prefieren contratar algún tipo de seguro privado que complemente dichas prestaciones.

Seguro sanitario: Supone una forma de asegurarse una mayor cobertura y mejorar la situación en caso de bajas por contingencias profesionales así como la asistencia sanitaria por enfermedad, accidente laboral o incluso, cese de actividad. Entre los seguros más demandados están aquellos que ofrecen una prestación económica en caso de baja laboral.

Seguro de baja laboral: Los trabajadores autónomos suelen contratar un seguro de baja laboral para cubrir sus necesidades económicas en los periodos de tiempo en los que no puedan trabajar. Estos, suelen abonar una cantidad fija y diaria por cada jornada que el trabajador no pueda realizar. Es importante saber que los precios de los seguros varían en función de las coberturas que contrates.

Seguro de accidentes: La actividad profesional que desempeñan algunos profesionales autónomos conlleva una serie de riesgos que aumentan la probabilidad de sufrir un accidente laboral y por ello  toman todas las medidas y precauciones necesarias. Estos seguros lo que intentan, es suplir esa falta de ingresos mediante el abono de una cantidad económica por cada día que el trabajador autónomo esté de baja. Además la mayoría de los seguros de accidentes laborales incluyen también cláusulas  e indemnizaciones en caso de invalidez o muerte durante el desempeño de la actividad laboral.

Seguro de invalidez: Los seguros de invalidez o incapacidad laboral tienen como objetivo garantizar la capacidad adquisitiva de los trabajadores autónomos en los periodos de tiempo que no puedan trabajar por estar de baja laboral. Este tipo de seguros se conocen con las siglas ILT (incapacidad laboral temporal).

Seguro de vida: Los seguros de vida sirven para asegurarse de que tanto el trabajador como su familia quedan cubiertos en caso de fallecimiento.

Seguro de jubilación o plan de pensiones: El tener un seguro de jubilación o un plan de pensiones para un trabajador autónomo es una garantía de futuro. Los seguros de jubilación o planes de pensiones para los profesionales autónomos complementan la prestación que recibe de la seguridad social. Dado que muchos profesionales optan por cotizar por la base mínima, tener un seguro privado de jubilación implica una mejor cobertura económica en el futuro.

Seguro de Responsabilidad Civil: Este seguro no es obligatorio en la mayoría de los casos, sin embargo, para algunos sectores como el industrial, puede ser requisito indispensable. Independientemente de que sea obligatorio o no, es conveniente tenerlo para evitar que el autónomo se haga cargo de los gastos totales por daños derivados en caso de siniestro.

Como se puede ver, son muchos los seguros a tener en cuenta. La mayoría de ellos son complementarios unos de otros pero depende directamente de la cuota del seguro que  estés dispuesto a pagar. Para no excederse en gastos y abarcar por encima de tus necesidades ponte en contacto conmigo para asesorarte en la elección.

Este artículo ha sido publicado en Autónomos y etiquetado como , .